Exposición

Ejes temáticos

Dos ejes temáticos nos sirven de prólogo para adentrarnos en esta impresionante muestra de los trabajos de M.C. Escher. Su visita a Granada 75 años atrás, marcó un antes y un después en la concepción de su arte e influenció su trabajo para el resto de sus días.

ESCHER I. Los viajes a España

Fotografia de Escher en Cartagena
M.C. Escher en Cartagena. 1936

Una vez acabados los estudios, Escher se dedicó a viajar extensamente. Estuvo en Italia, país que lo fascinó, y luego se dirigió a España. En 1922 llegó a Granada. La influencia del paisaje mediterráneo e italiano es importante para entender su obra, pero sin lugar a dudas, es de mayor impacto en la concepción del Escher maduro la visita a Granada y Córdoba, en especial a la Alhambra. En 1936 realizó su último viaje de trabajo, y regresó al conjunto nazarí. Las visitas al sur de la península Ibérica son determinantes en la formación de Escher. Concretamente, la segunda realizada a España fue el punto de partida de un cambio radical en el estilo y la temática de sus trabajos.

De estos viajes se conservan numerosos apuntes realizados al pastel, con lápiz y tiza, en blanco y negro y en color. Escher estudió minuciosamente la decoración de los edificios de las ciudades de Granada y Córdoba, y recopiló detalles que eran la viva imagen de los esquemas geométricos que tanto le entusiasmaban. A raíz de esta influencia, su obra cambió de rumbo hacia la conformación de su tan característico y personal lenguaje.

ESCHER II. Escher y la Alhambra

Mosaico de la Alhambra
Dibujo de mosaico de la Alhambra. M.C.Escher. 1922

El principal interés de Escher en su primer viaje a Granada será la visita a la Alhambra. El exuberante despliegue de formas y colores de la decoración de los palacios nazaríes le impresionaron profundamente. En esta arquitectura descubrió formas repetitivas que serían fuente de inspiración, revelándose el mundo islámico como el objetivo plástico que andaba buscando.

La segunda visita supuso la consolidación de ciertos principios geométricos que ya había conocido en su anterior viaje. Especialmente analizó la geometría de los relieves cerámicos, los ritmos de las yeserías y las estructuras compositivas de los azulejos polícromos. Estos trabajos le permitieron descubrir lo que definiría como la partición geométrica regular del plano y el uso de patrones para rellenar el espacio sin dejar vacíos. Este hallazgo fue de vital importancia para su obra, ya que le permitió investigar en la repetición y multiplicación de las formas sobre el plano, así como en los procesos de transformación de las figuras. En estos juegos con la geometría se encuentra el origen de investigaciones posteriores más amplias sobre los espacios imposibles, las perspectivas complejas, las imágenes especulares, la inversión de figuras, el conflicto entre lo plano y lo espacial y las construcciones imposibles. Escher dejó claro que los temas geométricos que encontró en las decoraciones de la Alhambra fueron decisivos para su trabajo posterior, una cuestión que le obsesionaría durante toda su vida. 
RECORRIDO POR LA EXPOSICIÓN: ÁMBITOS

Ultima modificacion el Lunes 25 de Abril de 2011 21:00