Ámbitos

Ámbito 1. Representación figurativa

Este primer ámbito expositivo agrupa obras que Escher realizó durante su primer periodo gráfico. La exposición no sigue un rigor cronológico sino que muestra de forma temática las diferentes etapas por las que transitó su creación artística. Así, Representación Figurativa recoge obras que el artista realizó entre 1911 y 1937.

Escher ingresa en 1919 en la Escuela de Arquitectura y Artes Decorativas de Haarlem donde conoce al que sería su maestro Samuel Jessurun de Mesquita. Este periodo de aprendizaje le permite adquirir el dominio de las distintas técnicas gráficas y de grabado.

De su maestro aprende la técnica del claroscuro, que en este ámbito puede apreciarse en retratos, en representaciones de la naturaleza y en la interpretación de algunos pasajes de la Biblia. Estos dibujos contrastan con la minuciosidad de obras como Saltamontes (1935). Escher manifiesta en textos de la época que se deleita dibujando las cosas más diminutas, los detalles más precisos a pesar de la complejidad y dificultad que le supone.

Con la nariz puesta directamente encima de las cosas más pequeñas, se ve toda su belleza y toda su simplicidad, pero, cuando se comienza a dibujar, sólo entonces se comprende lo terriblemente compleja e informe que es la belleza en realidad.

La influencia del expresionismo queda patente en obras como Mujer desnuda sentada (1921) o en el retrato que hace de su mujer Retrato de G. Escher-Umiker (1925), pero es en Retrato de hombre barbudo (1919), donde esta influencia es mucho más evidente.

Los viajes que realiza al sur, principalmente a Italia y España, son fuentes de inspiración inagotable en su obra. Así, el dominio que va adquiriendo de la técnica junto a la influencia de la luz y el paisaje de los países que visita, configuran los temas de trabajo en estos primeros años.

LAS TÉCNICAS GRÁFICAS

Durante esta primera etapa de aprendizaje, Escher trabajó diferentes técnicas gráficas, como la xilografía, el aguafuerte, la linoleografía o la litografía.

Su maestro le enseñó la técnica del claroscuro que consiste en recurrir al empleo de contrastes fuertes para destacar ciertos elementos significativos. Esta forma de trabajo puede apreciarse en obras como Retrato de hombre barbudo, en las que demuestra un dominio extraordinario en el grabado sobre madera.

Para ejecutar los grabados en madera y las xilografías, Escher se sirvió de un antiguo método japonés que consiste en verter la tinta sobre la madera con un rodillo, colocar una hoja de papel sobre la plancha y pasar por encima una cucharilla. El procedimiento es difícil y requiere paciencia pero permitió al artista sustituir la prensa por la plancha, lo que supone una ejecución técnica más perfecta.

Obras

  • Puente ferroviario sobre el Rin en Oosterbeek
    Puente ferroviario sobre el Rin en Oosterbeek
  • Girasoles
    Girasoles
  • Retrato de hombre barbudo
    Retrato de hombre barbudo
  • Mujer desnuda en paisaje
    Mujer desnuda en paisaje
  • Mujer desnuda sentada
    Mujer desnuda sentada
  • Mano con piña
    Mano con piña
  • San Francisco (predicando a los pájaros)
    San Francisco (predicando a los pájaros)
  • Delfines
    Delfines
  • Retrato de G. Escher-Umiker (Jetta)
    Retrato de G. Escher-Umiker (Jetta)
  • San Vicente Mártir
    San Vicente Mártir
  • El primer día de la creación
    El primer día de la creación
  • El segundo día de la creación
    El segundo día de la creación
  • El cuarto día de la creación
    El cuarto día de la creación
  • El sexto día de la creación
    El sexto día de la creación
  • León de la fuente en la plaza de Ravello
    León de la fuente en la plaza de Ravello
  • Saltamontes
    Saltamontes
  • Hormiga
    Hormiga